miércoles, 1 de septiembre de 2010

Versalles - Paris

Bueno, hoy mi actualización del blog tiene un protagonista único, debido a las circunstancias que ayer sacudieron a este deporte, con el fallecimiento del que hoy será el protagonista del post. Ese protagonista es, indudablemente, el francés Laurent Fignon, el frances de la melena al viento y gafas. Se trata del último ganador que debutaba en el mismo tour del que salió victorioso (el de 1983), y que se atrevió a discutir el reinado del ciclismo nada menos que con el por entonces ídolo galo, Bernard Hinault.

La etapa que narraré hoy es, quizás, la ultima gran aparición de Fignon en una gran vuelta, aunque desgraciadamente, otra vez para él, las cosas no salieron como esperaba. Esa etapa era la número 21 del Tour de Francia de 1989, cuando corría el 23 de julio de dicho año.

Ese Tour comenzaba con el último campeón del Tour, Perico Delgado, perdiendo la carrera en las dos primeras etapas, llegando tarde a la etapa prologo (perdiendo más de 3 minutos), y en la etapa siguiente lastrando a su equipo en la CRE (perdiendo más de 5 minutos), quedandose tras los dos primeros dias, último a más de 10 minutos del líder, Da Silva. Esto carecería de importancia de no ser porque Delgado terminó el Tour a 3´34´´ del ganador de la general final, por lo tanto, sin esos dos despistes hubiera resultado, probablemente, el ganador final.

Comentada la anecdota de Perico, vamos a la etapa de la que iba a hablar, la última etapa de dicho Tour, una contra reloj individual de 24.5 km por las calles de Paris. La carrera se la iban a jugar dos ganadores del Tour en años anteriores. Segundo en la general se encontraba Greg Lemond (ganador del Tour 86) y con 50 segundos de ventaja, partía Fignon, ganador en el 83 y el 84. Si Lemond quería remontar esa desventaja debía realizar una crono fuera de lo común, remontando 2 segundos por cada kilometro a un buen corredor en la especialidad contra el reloj.

En la salida, Lemond sorprendía a propios y extraños, presentandose con un modelo de bicicleta novedoso, puesto que contaba con un manillar de triatleta y además contaba el corredor con un casco aerodinámico. Esa bici era toda una novedad y se discutió mucho sobre si era reglamentaria o no durante los días posteriores al Tour.

Tomaron la salida ambos corredores, y la sorpresa en el punto intermedio era mayúscula, por inesperada, puesto que Lemond ya contaba con una ventaja muy importante en la etapa, aunque todavia insuficiente en la general. Pero las imagenes que realmente darían la vuelta al mundo serían las de meta. El tiempo en meta de Lemond fue de 26 minutos y 57 segundos, un tiempo que sería 58 segundos inferior al que empleó Fignon en recorrer la misma distancia. Esa diferencia le otorgaba la victoria final al corredor americano, por tan solo 8 segundos, la menor diferencia jamás producida en un Tour de Francia entre los dos primeros clasificados.

Por favor, si podeis ver las imagenes en línea de meta de un Fignon entre extenuado e incrédulo ante el resultado final, son impactantes. Quizás el francés jamás hubiese perdido dicho tour en esa ultima etapa si no hubiese sufrido un forúnculo en esa última etapa. O si Lemond no hubiese usado el manillar de triatleta. O quizás Perico hubiese ganado el Tour de no ser por su despiste en el prólogo. Pero lo único cierto es que la carrera la ganó el americano, que ni siquiera fue el hombre más fuerte de la carrera. Pero si fue el hombre más listo, y eso le bastó para llevarse el segundo de los tres Tours que finalmente logró.

Desde aquí un homenaje, aunque desde luego no el mejor de los posibles, a un mítico corredor durante los años 80 e inicios de los 90. Un nada carismático corredor en este país por un gesto (escupir a un cámara de TVE ante la persecución de este al corredor) que fue sacado de contexto y usado en favor del orgullo nacional y en contra de Laurent, y porque no, también en contra de los franceses. Mi pequeño homenaje por, quizás, el dia por el que más se recordará a ambos corredores, tanto Lemond, como al corredor que ayer día 31 de agosto nos abandonó para siempre. Descanse en Paz, Fignon.

La imagen que acompaña al texto corresponde al podium final de dicho tour, con Lemond en lo más alto, estando situado a su derecha el homenajeado Fignon, y a su izquierda Delgado.



saludos a todos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario